Ha zarpado La fragata Andorinha (de Luis Delgado)

La fragata Andorinha ya surca las aguas de Editorial Noray. Hace unos días Luis Delgado nos envió el manuscrito de su nueva novela, que esperamos arribe a las librerías el mes próximo, donde se incorporará a la flota de Una Saga Marinera Española.

Reproduzco aquí un fragmento de prólogo:

…Por los motivos apuntados en otros trabajos, dada la escasa o nula información que, del papel jugado por la Real Armada durante la Guerra de la Independencia, aparece en los diversos tratados de Historia, he variado el cálculo inicialmente trazado para esta colección, en el sentido de dedicar cinco volúmenes a dicho tema, en lugar de los dos programados en un principio. Es fácil comprender que en esa alargada contienda contra el invasor francés, gran parte de la ayuda, así como los caudales y pertrechos, debían llegarnos desde la mar, y a través de ella fue posible apoyar a nuestros ejércitos, regulares o no, por todo el teatro ibérico, donde también los hombres de mar se alistaban sin dudarlo. Las fuerzas navales brillaron con voz propia, aunque su protagonismo quedara velado entre nubes, como tantas otras veces a lo largo de nuestra historia. Queramos o no, somos un pueblo de mar por nuestra condición geográfica y aroma salado de nacimiento. No obstante, más parecen los españoles de hoy encastrados en un profundo secano mental y continental.
Vuelvo a recordar una vez más, que a lo largo de tres siglos conformamos un imperio colonial fabuloso, al tiempo que descubríamos, conquistábamos y poblábamos medio mundo. Nadie puede dudar que tan gigantesca labor fue posible gracias al sacrificado concurso de nuestros hombres de mar, rayano muchas veces en gestas dignas de extremo sacrificio y epopeya popular nunca cantada. Y como incontestable demostración, dicho imperio comenzó a desaparecer sin tregua, conforme la Armada alcanzaba cotas de extrema debilidad por la cicatera y absurda visión geopolítica de nuestros gobernantes. España se hizo poderosa a través de la mar. Pero cuando perdimos de vista la influencia de las aguas, nos empequeñecimos como nación y como pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: